La ITSS de Galicia destapó 4.500 empleos no declarados

El pasado 2016 detectó a 350 personas que trabajaban a la vez que cobraban algún tipo de prestación.

El plan conjunto de inspección laboral impulsado por la Xunta -a través de la Consellería de Economía, Emprego e Industria- y la Inspección de Trabajo afloró el año pasado 4.450 empleos sumergidos. El dato incluye tanto las altas a la Seguridad Social que se realizaron tras detectar un incumplimiento en las condiciones de los trabajadores como el número de extranjeros que prestaban servicio en empresas sin el correspondiente permiso de trabajo.

A través de este programa de inspección, que lleva en marcha desde el 2012, se han realizado más de 412.000 actuaciones de control en estos cinco años. De ellas, más de 21.500 (alrededor del 5,2 % del total) han acabado con un acta de infracción. Las comprobaciones abarcan cuatro áreas. La primera es la de seguridad y salud laboral, con controles para velar por la prevención de los riegos laborales.

En materia de relaciones laborales, los inspectores vigilan posibles fraudes en la contratación, especialmente en el empleo temporal o a tiempo parcial. Dentro de este campo, la Xunta puso en marcha un plan específico para garantizar el uso correcto de los contratos formativos y en prácticas, que de momento ha permitido convertir casi 3.000 contratos temporales en indefinidos.

El resto del plan se centra en el control del empleo de extranjeros en situación irregular y, sobre todo, actuaciones en materia de Seguridad Social. En este apartado se incluye la campaña de empleo no declarado, que es la que ha permitido aflorar esos casi 4.500 puestos de trabajo que permanecían ocultos a nivel de cotización. Un dato que supone una mejora del 12 % respecto a los datos que había al inicio de la recuperación económica (en el 2013, justo al final de la crisis, se habían aflorado 3.973 empleos) y que alimenta la estadística nacional. En ese sentido, la ministra de Trabajo, Fátima Báñez, aseguró esta semana que desde el 2012 se han regularizado 430.773 puestos de trabajo no declarados en toda España.

El control no se centra solo en los contratos en negro, sino que también busca evitar el fraude de aquellos que trabajan y a la vez cobran una prestación no compatible, como la de desempleo o la pensión de jubilación. El año pasado se detectaron en Galicia casi 350 casos de este tipo.

 

Fuente: La Voz de Galicia

Inicia sesión para enviar comentarios

Accede o Regístrate

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.
INFORMACIÓN LEGAL ACEPTO