Profesionalización de la Función y Administración Públicas

El Sindicato de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social, como parte integrante en FEDECA, apuesta claramente por la profesionalización de la Función y Administración Públicas, única forma de hacerla eficaz e imparcial, al servicio de la Ley del Ciudadano. 

Para ello tenemos intención de emitir un comunicado en el que se exija que la provisión de sus puestos directivos recaigan sobre funcionarios de carrera, respetando los ámbitos políticos y profesionales, cada uno en su esfera. En ese sentido exigimos que el puesto de Director General del Organismo Autónomo de la Inspección de Trabajo sea desempeñado por un Inspector de Trabajo y Seguridad Social.

FEDECA, la Federación de Asociaciones de Cuerpos Superiores de la Administración Civil del Estado, muestra su preocupación por los nombramientos efectuados en distintas Direcciones Generales de personas que no ostentan la condición de funcionario público y urge a impulsar un acuerdo entre las instituciones para trazar barreras nítidas entre cargos políticos y técnicos.

A raíz de la publicación, a finales del año pasado, del Real Decreto 424/2016, de 11 de noviembre, por el que se establece la estructura orgánica básica de los departamentos, FEDECA ha seguido con especial atención la excepción en él establecida para 10 Direcciones Generales de ostentar su titular la condición de funcionario.

El gran número de Direcciones Generales que se han visto afectadas, varias de ellas pertenecientes a Ministerios que, curiosamente, cuentan con un cuerpo superior propio de funcionarios especializados, pone de relieve la “laxitud” de esa excepción al principio legalmente establecido que dice que los Directores Generales deberán ostentar la condicione de funcionario.

Para FEDECA es importante subrayar que la Ley del Régimen Jurídico del Sector público solo permite exceptuar dicho principio “en atención a las características específicas de las funciones de la Dirección General”. La norma además añade que deberá “motivarse mediante memoria razonada la concurrencia de las especiales características que justifique esa circunstancia excepcional”.

FEDECA ha constatado que de esas 10 direcciones generales que se exceptuaban del requisito de ostentar la condición de funcionario, en cuatro de ellas el Gobierno ha optado, finalmente, por nombrar a funcionarios de carrera, desmintiéndose a sí mismo sobre las pretendidas “características específicas de sus funciones” que habían motivado su inclusión en el citado Real Decreto. Así, aunque desde FEDECA se celebra la rectificación “de facto” que implica los citados nombramientos, quiere llamar la atención sobre la desautorización que ello supone a todas las “justificaciones” dadas para eliminar esa reserva.

En las seis direcciones generales restantes se han nombrado a personas ajenas a la función pública, un hecho especialmente sangrante en lo que se refiere Dirección General de Tráfico y a la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social, al ser de las pocas que tienen adscrito un cuerpo superior especializado. Por ello, no se alcanza a comprender cuales son esas “características específicas” que revisten esos titulares de ambas direcciones que no las pueda desempeñar un funcionario de los cuerpos a ellas adscritos o pertenecientes a otro cuerpo de las Administraciones Públicas.

 

Urgente impulsar un acuerdo para separar ámbitos políticos de técnicos 

Parece obvio que esta profusión de excepciones lo son por razón de la persona y la particular trayectoria política de sus titulares, y poco o nada tiene que ver con las funciones que van a desarrollar sus titulares.

Pocos meses después de iniciarse esta legislatura, marcada por la necesidad de alcanzar consensos entre las distintas fuerzas políticas para impulsar las reformas pendientes, FEDECA quiere recordar que es urgente impulsar un amplio acuerdo en favor de una administración profesional e independiente, con clara separación entre los ámbitos políticos y los distintos niveles en la administración. Es indispensable anteponer siempre el servicio a los ciudadanos a las prácticas clientelares y los nepotismos de todo orden que desgraciadamente vienen lastrando su funcionamiento desde hace tiempo.

Es indispensable acabar con la práctica imperante de que al inicio de cada legislatura de cualquier color político, a modo de botín electoral, se exceptué del requisito de ser funcionario a un número creciente de direcciones generales – que varían en cada ocasión según los intereses partidistas del momento – para continuar con la politización de todos los niveles de la Administración.

FEDECA quiere ofrecer su mejor disposición para colaborar en esta reforma pendiente, ofreciendo su experiencia y conocimientos para hacer realidad la existencia de una Administración profesional, imparcial e independiente, al servicio de todos los ciudadanos.

Inicia sesión para enviar comentarios

Accede o Regístrate

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.